El cosaco exhausto / by María Torres-Solanot

Un viejo soldado cosaco en el campamento del Maidan (Kiev). Foto: María Torres-Solanot ©

Un viejo soldado cosaco en el campamento del Maidan (Kiev). Foto: María Torres-Solanot ©

Implacables y guerreros, el pueblo cosaco, de etnia eslava y costumbres nómadas, sufrió la persecución e intentos de exterminio durante la época soviética. A pesar de combatir en ambos lados de la contienda, fueron acusados de luchar junto al ejército alemán. Ahora, los cosacos ucranianos, de enraizados sentimientos nacionalistas, son una de las fuerzas vivas del Maidan, pero las noticias que llegan de Crimea están minando su moral. El agotamiento que se refleja en el rostro de este viejo soldado es un sentimiento que transmiten muchas personas que al acabar su trabajo, vienen aquí a diario. Como Sergei, un joven que pasea cerca del campamento cosaco y al verme con la cámara se acerca y me dice : "Estamos solos, Ucrania ahora se encuentra debil y enferma. ¿De verdad les importamos a Europa?"